Pues gran parte de la gracia era que fuese en la Era Victoriana, donde no se ambientan tantas series...